• Montse

Anorexia: qué es y cómo detectarla

La anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por el miedo intenso a aumentar de peso – que persiste incluso cuando se está por debajo del peso ideal –, acompañado por una preocupación excesiva por la imagen corporal, que suele estar distorsionada.

La anorexia cuenta con un potente componente cognitivo, que se traduce en conductas encaminadas a la pérdida de peso tanto mediante restricciones de la ingesta de alimentos, y/o en el intento de compensación de lo ingerido mediante ejercicio físico (en el caso de la anorexia de tipo purgativo, en la cual también se recurre a laxantes y vómitos).


La anorexia tiene consecuencias graves, no solamente a nivel físico (la persona se encuentra débil y, por lo tanto, es más probable que desarrolle ciertas patologías), sino también en relación a la autoestima y su forma de relacionarse con el mundo: sus relaciones familiares, con los amigos, su vida académica y social se ven afectadas.


Si bien es cierto que la mayoría de personas con anorexia son mujeres de entre 12 y 25 años, ésta puede darse en personas adultas, tanto mujeres como hombres.


Una de las cuestiones más complejas de la anorexia es la falta de conciencia de enfermedad; por lo que será vital la colaboración de familiares y amigos para hacer una detección precoz.



¿Cuáles son los síntomas principales y los signos de alarma?


Conductas y actitudes:

  • Negación a mantener el peso adecuado a la edad y la altura.

  • Tendencia a afirmar y a hablar de la propia gordura, aunque se esté delgada.

  • Pesarse con mucha frecuencia.

  • Seguimiento de dietas prolongadas e autoimpuestas.

  • Se tiende a preparar los alimentos a la plancha y a comer sin compañía.

  • Se disminuye el consumo de líquidos (con la finalidad de reducir el volumen).

  • Conductas purgativas como vómitos autoinducidos o abuso de laxantes.

  • Práctica compulsiva de ejercicio.

  • Pérdida de interés por actividades que impliquen la compañía de otras personas.

  • Aumento de las horas de estudio.

  • Disminución de las horas de sueño.


  • Emociones y sentimientos:

  • Tristeza, ansiedad, vacío, desesperanza, pesimismo.

  • Baja autoestima.

  • Irritabilidad y, a veces, agresividad.

  • Elevado de autoexigencia.

  • Percepción errónea de las propias medidas corporales .

  • Terror al aumento de peso.

  • Desinterés por las actividades lúdicas o recreativas.

  • Alteraciones fisiológicas:

  • Pérdida de peso excesiva.

  • Debilidad y mareos.

  • Palidez.

  • Irregularidades y pérdida de la menstruación.

  • Sequedad de la piel.

  • Caída del cabello.

  • Dificultad para conciliar el sueño.

  • Frío (y dificultad por mantener la temperatura corporal).

  • Estreñimiento.


¿Tiene cura?


Sí, la anorexia nervosa puede curarse; sin embargo cabe tener en cuenta que el 20% de los pacientes siguen teniendo problemas al cabo de 5 o 10 años. Como sucede con otro tipo de enfermedades, cuanto antes se comience a tratar, ¡mejor! De nuevo, la detección precoz gracias a la observación por parte de familiares y amigos, es vital.


92 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Entrevista sobre ansiedad y depresión

En este enlace encontraréis una entrevista que me han hecho recientemente sobre la ansiedad y la depresión. Espero que os aporte: https://www.prontopro.es/b/rubi/ansiedad-y-depresion#pro-interview