• Montse

El azúcar: una droga que parece inofensiva

A estas alturas, todo el mundo sabe lo perjudiciales que pueden ser algunas sustancias cuando se ingieren con asiduidad; pero parece que los efectos negativos del azúcar suelen pasarnos desapercibidos.


El (constante e incluso excesivo) consumo de azúcar puede ser consecuencia de varios factores; entre ellos, que gestionemos las emociones a través de la comida, a través de "antojos". Si les prestamos atención a cuándo sucede, probablemente nos daremos cuenta de que suele pasar en situaciones de estrés, o cuando hemos tenido un día muy duro; o bien cuando creemos que nos merecemos una "recompensa".


Es probable que el azúcar nos proporcione cierto alivio, ya que escogeremos alimentos que nos resulten placentermos. Como resultado, será más probable que optemos por hacer lo mismo en el futuro; es decir: que cuando nos sintamos estresados/as o tengamos un día duro, decidamos ingerir alimentos con alto contenido en azúcar.


¿Qué podemos hacer?


1. Sustituir el azúcar por otro tipo de alimentos; p.e. alimentos o bebidas sin azúcar, snacks saludables, alimentos en su estado natural,...


2. Desarrollar estrategias más saludables de gestión emocional, que nos permitan prescindir del azúcar cuando no nos encontremos bien, o hayamos tenido un día duro.


El siguiente artículo te puede resultar de interés:


Comida y emociones







15 vistas0 comentarios