• Montse

La intención no es suficiente

Dicen que la intención es lo que cuenta y, aunque a menudo utilice esta frase hecha, no estoy de acuerdo con ella.

Si bien es cierto que tener intención de hacer algo es imprescindible, no es necesariamente suficiente para estar satisfechos, ni mucho menos para conseguir los objetivos que nos proponemos.

Pensemos en términos concretos. Pongamos que queremos aprender a ir en bici. Que tengamos la intención de hacerlo no nos da las habilidades necesarias para pedalear. Tenemos que arriesgarnos, subirnos a la bici y lanzarnos. Sólo así podremos conseguir nuestra meta. 

Y quien dice ir en bici, dice aprender un idioma, ponernos en forma, comenzar un proyecto, aspirar a un ascenso, llevar una vida más sana... Del mismo modo que si nos compramos un libro o nos descargamos una App y no los utilizamos, no aprenderemos un idioma; si nos compramos unas zapatillas deportivas o una bici y no las utilizamos, no estaremos en forma.

Debemos cuestionarnos por qué no nos ponemos realmente manos a la obra, ¿por qué lo evitamos? Quizás porque resulta más fácil no hacerlo. Quizás porque el pensar que "estamos en ello" ya nos resulta suficiente ("lo haré la próxima semana, hay tiempo", nos decimos). O quizás por miedo a poner toda la carne en el asador, y no conseguir aquello que queremos. 

De miedo hablaremos en otra entrada, pero hasta entonces os dejo reflexionando sobre las metas que tenéis en mente y qué os impide avanzar.


13 vistas0 comentarios