• Montse

Lo que puede hacer un psicólogo por ti, y lo que no

La primera sesión es una toma de contacto. Habitualmente ya hemos hablado brevemente por teléfono, así que ya conozco un 0,001% de vosotros (por decir algo). En la primera sesión paso a conoceros un poco más: a qué os dedicáis, cuál es vuestra situación actual, qué os preocupa y en qué os gustaría que os ayudase.


En algunas ocasiones tenéis muy claro qué puede aportaros la terapia y qué podéis esperar de mí. En otros casos me toca a mí clarificarlo. Así que he creído conveniente hacer este artículo en el que detalle qué podéis esperar de un proceso conmigo (aplicable a muchos de mis colegas de profesión), y qué no.


Qué NO podéis esperar:


- Que os diga qué tenéis que hacer: os trato como personas adultas que sois; y, como tales, debéis ser vosotros quienes, tras considerar las herramientas y estrategias que os proporcione, decidáis qué hacer.


- Que tome decisiones por vosotros: puedo ayudaros a valorar diferentes opciones; incluso a hacerlo dejando de lado (en la medida de lo posible) a las emociones. Pero se trata de vuestra vida, por lo que la toma de decisiones os compete a vosotros - no a mí -.


- Cambiar a personas de vuestro entorno: a menudo sucede que todos vuestros "males" son ocasionados como consecuencia de la actitud de un tercero. Mi respuesta está clara: sois vosotros a quienes tengo delante, no a la otra persona. Por lo que no puedo cambiarle a él/ella; sin embargo, sí que puedo enseñaros a gestionar las situaciones problemáticas que se dan con terceros, así como también a gestionar el malestar que pueden ocasionaros.


- Que vuestra vida cambie en unas pocas sesiones o, incluso, tras una única sesión: lo siento; los milagros no existen. O, al menos, yo no sé hacerlos. Lo que sí puedo aseguraros es una mejora progresiva a medida que vayamos avanzando en las sesiones. De igual forma que lo que os ha llevado al estado de malestar actual raramente es fruto de un único evento, sino más bien el cúmulo de varios factores sostenidos en el tiempo; cada sesión de terapia puede resultar liberadora e iluminadora pero no es suficiente para que suceda un cambio tan grande como para finalizar el proceso tras la primera sesión. Lo más probable es que se necesiten varias sesiones (dependiendo de la problemática en cuestión), para que el cambio sea posible, paso a paso. Y, sobre todo, que apliquéis las estrategias y herramientas; de lo contrario es como estar matriculado en el gimnasio pero ir una vez al mes.


Qué SÍ podéis esperar:


- Que os enseñe a identificar y a regular vuestras emociones: probablemente nadie os ha enseñado a hacerlo. A veces basta con un proceso de ensayo y error; pero a veces, sobre todo cuando la situación os supera, necesitáis algo más.


- Que os enseñe a relativizar, a ver las cosas con perspectiva y a ser más flexibles: en ocasiones estáis tan implicados con el asunto que os preocupa que sois incapaces de abstraeros y analizarlo desde otra perspectiva - potencialmente tan factible como la que teníais en mente hasta la fecha -.


- Que os ayude a interpretar y a reformular vuestros pensamientos para hacerlos menos limitantes, y más sanos: no todo lo que os decís es verdad; pero tras años de repetiros los mismos pensamientos limitantes es probable que os resulte muy difícil ser consciente de ellos. Y, todavía más difícil será poder reformularlos. Pero aquí estoy yo (u otros colegas de profesión) para ayudaros.


- Que os guíe en el planteamiento y la consecución de vuestros objetivos: en ocasiones sabéis que no estáis donde queréis estar, pero no sabéis a dónde queréis llegar ni cómo hacerlo. En este sentido, puedo daros el asesoramiento y empujón que tan necesarios pueden ser.


- Que os proporcione estrategias para salir de la zona de confort: los miedos nos frenan, nos inmovilizan. Es esencial poder identificarlos, analizarlos y vencerlos.


- Que os acompañe en momentos difíciles como una ruptura, un duelo, un ascenso, un cambio relevante en vuestra vida... Situaciones que os abruman, que os hacen sentir superados para las que no necesariamente contáis con las herramientas para gestionarlas.


Si consideras que necesitas ayuda en alguno de los puntos anteriores, no dudes en contactarme.




9 vistas0 comentarios