¿Por qué tengo cambios de humor?

A lo largo del día podemos experimentar distintos cambios de humor. A pesar de que la estabilidad emocional se muestra como la opción más deseable frente a los altibajos y a la mala fama que tienen, que nuestro estado de ánimo cambie durante el transcurso del día no es en absoluto necesariamente negativo (sino fruto de las diferentes situaciones en las que nos vemos inmersos).


Los cambios del estado de ánimo no son necesariamente negativos siempre y cuando no sean infundados, o fundados pero desproporcionados. 


«Vale, Montse, ¿y cómo sé cuándo se trata de cambios de humor infundados o desproporcionados?», os podéis preguntar. Lo cierto es que es una pregunta muy difícil, por eso de que las generalizaciones son peligrosas. 


Yo os respondería que solamente sabremos si son infundados y desproporcionados si los analizamos. Pero claro... no vamos a ir analizando cada cambio de humor que experimentemos. Resulta poco práctico, lo sé. En su defecto, podemos centrarnos en aquellos que nos generan malestar, o en aquellos con cuyas emociones conectemos más a menudo.


Analizar los cambios de humor nos permitirá saber más sobre su origen. Y, si conocemos su origen, podemos hacer algo al respecto. Y, lo mejor de todo, podremos anticiparnos.


Puede que los cambios de humor se deban a situaciones de estrés o bien a situaciones que nos parecen injustas, en las que sentimos que no se nos tiene en cuenta. O bien que sean fruto de traer a la mente recuerdos emocionalmente potentes. O bien que hayamos conectado con pensamientos dolorosos relacionados con nuestra percepción de inadecuación, de falta de valía, de fracaso.


Los puntos anteriores solamente son algunas de las causas que podrían desencadenar fluctuaciones considerables en nuestro estado de ánimo. Pero hay más. En cualquier caso, trabajar el origen nos permitirá apostar por una mayor estabilidad, que se traduce en un mayor y más duradero bienestar.


Si consideras que los cambios de humor son desproporcionados o se dan muy a menudo, no dudes en buscar ayuda profesional: acude a tu médico de cabecera y/o consulta con un psicólogo.


Mi libro «Quiérete más y mejor» tiene como protagonista a la autoestima, como bien sabéis. Sin embargo, dedico un capítulo al reconocimiento y gestión emocional, ya que son pilares fundamentales para trabajar nuestro amor propio.




8 vistas