• Montse

Cómo gestionar mis emociones

Las emociones tienen un peso muy grande en nuestro día a día, ya que influyen en nuestras decisiones en mayor o menor grado. Y eso no está necesariamente ni bien, ni mal, siempre y cuando sepamos obtener la información que nos proporcionan sin dejarnos llevar por ellas de manera incondicional.


Y, precisamente, cómo reaccionemos ante determinadas situaciones nos proporciona una información de gran valía acerca de cómo funciona nuestra mente, sobre qué nos resulta importante, sobre qué nos gusta y sobre qué nos afecta negativamente.


Todo lo anterior nos permite identificar a qué aspectos debemos prestar mayor atención para conocernos. Si ante determinadas situaciones nos sentimos de

cierta forma es porque, consciente o inconscientemente, se activan una serie de patrones mentales que nos hacen interpretar la situación de esa manera. 


Conocer estos patrones nos permitirá ir llenando las páginas del libro que conforma nuestra persona. Resultan esenciales para conocernos y, por lo tanto, para trabajarnos.


Para una gestión emocional eficiente: 


1️⃣ Primero debemos conocer nuestras propias emociones y sentimientos, así como también de qué manera nos influyen y en qué situaciones suelen darse. 


2️⃣ El segundo paso consiste en regular nuestras emociones; esto es, reflexionar sobre cómo nos sentimos y gestionar de forma sana nuestras emociones y sentimientos, dejándolos fluir a la vez que evitamos que tomen el control de la situación.


Las líneas anteriores pertenecen a mi libro, Quiérete Más y Mejor 📚 (podéis echar un vistazo a los temas que se tratan en mi libro, a la venta en www.montsecazcarra.com/quieretemasymejor), yendo a la raíz de cada una de ellas, sobre todo, las negativas, para procurar que estas sean menos intentas, menos frecuentes y menos duraderas; a la vez que, al gestionarlas, podamos hacerlo de forma controlada tal y como si desinflásemos un globo lentamente; en vez de dejar que éste pierda todo el aire que lo compone de golpe.


46 vistas0 comentarios