• Montse

Despertase sin poder moverse

Despertarse sin poder moverse. Ésta es la característica principal de la parálisis del sueño, un trastorno del sueño en el que somos incapaces de realizar cualquier movimiento de forma voluntaria, por un (breve) periodo de tiempo. Estos episodios tienen lugar cuando pasamos por un estado de conciencia específico, entre el sueño y la vigilia.


La parálisis del sueño no afecta a las funciones vitales como la respiración o el funcionamiento del corazón, ya que estos son de naturaleza involuntaria. Sin embargo, la incapacidad para efectuar movimientos voluntarios genera mucha ansiedad y la situación es percibida de forma desagradable. Por lo tanto, no es peligrosa pero sí molesta.


¿A qué se debe?


Durante ciertas fases del sueño, por seguridad, nuestro cuerpo se mantiene inmóvil, paralizado, con el objetivo de protegernos de posibles golpes debidos al contenido agitado de algunos sueños.


La parálisis del sueño se da como consecuencia de una falta de coordinación entre ciertas áreas del cerebro y las áreas cerebrales encargadas de mandar las órdenes a los músculos. En otras palabras, nuestro cerebro está despierto pero continuamos experimentando la parálisis típica de ciertas etapas del sueño. Como consecuencia, estamos despiertos sin poder movernos.


¿Qué podemos hacer?


Un horario de sueño regular, dormir lo suficiente, llevar un estilo de vida sano que nos permita descansar y dormir lo suficiente nos ayudarán a disminuir la frecuencia con la que suceden estos episodio. Sin embargo, es conveniente ponerlo en conocimiento de un profesional de la salud para que pueda descartar otros posibles diagnósticos.



12 vistas0 comentarios