Ley de hielo o ley del silencio