• Montse

Lo que la psicoterapia puede hacer por ti

Habitualmente se asocia la terapia a patologías o trastornos; pero no necesariamente todo el mundo que acude al psicólogo sufre una cosa u otra. De hecho, hay multitud de razones no relacionadas con situaciones que nos hacen sufrir, que pueden justificar la asistencia psicológica. Solo basta con querer mejorar uno o varios aspectos de nosotros/as mismos/as, o considerar que necesitamos que nos echen una mano para gestionar una situación que nos preocupa.


En este sentido, es importante comprender que:

A. no estás solo/a

B. no debes tener respuesta para todo - a veces nos encontramos en situaciones para las que nadie nos ha preparado

C. el tiempo no siempre es un bálsamo suficiente, como ya debes saber


Dicho esto, veamos algunas de las razones por las que puedes querer asistir al psicólogo sin necesidad de sentir un limitante dolor emocional:


1. Encontrar un espacio para ti en el que expresarte libremente, sin ser juzgado/a. Es posible que no compartas tu situación con las personas que te rodean porque no las quieres preocupar, porque no crees que puedan ayudarte, por vergüenza, por evitar que te juzguen...


2. Dedicar un tiempo para ti y para prestarte atención. Solemos ir por la vida tan atareados/as con nuestras tareas, que no prestamos atención a lo que sucede en nuestro interior, cómo nos sentimos, qué queremos de verdad... Acudir a psicoterapia puede que sea una de las primeras cosas que hagas para empezar a prestarte la atención que mereces, y cuidarte.


3. Ver la situación con perspectiva. Las sesiones de psicoterapia pueden ofrecer una perspectiva distinta de la situación; una más racional y, seguramente, más sana.


4. Entender porqué nos sentimos cómo nos sentimos. La psicología, como ciencia, puede ofrecer explicación al malestar que sentimos. Identificar el origen de nuestro malestar y entender por qué se mantiene en el tiempo nos ayudará a tomar un mayor control sobre la situación.


5. Tomar acción con herramientas sanas, que nos ayudarán a crecer. Es muy posible que, durante un proceso de psicoterapia, debamos adoptar estrategias para gestionar las situaciones difíciles de forma distinta. En definitiva, se trata de ser más fuerte y de reaccionar de una forma más sana y efectiva.



El psicólogo no resuelve los problemas, te ayuda a encontrar la solución, a desarrollas las habilidades y aprender las herramientas necesarias para que tu situación mejor.


¿Y a ti, de qué forma podría ayudarte un proceso de psicoterapia?






31 vistas0 comentarios