Mejora tu relación de pareja empezando por esto

Si estás leyendo este post probablemente sea porque sientes que hay algunos aspectos en tu relación que podrían mejorarse, o porque las cosas no van tan bien como te gustarían, o porque notas que cada vez hay más discusiones.


Te propongo lo siguiente:


1️⃣ Presta atención a cómo os comunicáis: por un lado, sé consciente del lenguaje no verbal que utilizas; por otro, escoge las palabras con atención.


2️⃣ Di adiós a los reproches; prueba a expresar tus necesidades de forma abierta y honesta, sin exigencias pero sí dando a conocer a tu pareja sobre lo que tú necesitas recibir por su parte o lo que desearías que cambiase en términos de actitud o acciones.


Recuerda: si apuestas por el reproche, las interacciones con tu pareja tendrán una connotación negativa. Sin embargo, si apuestas por expresar tus necesidades, es posible que las interacciones adopten un tono más positivo.


3️⃣ Escucha para entender, no para replicar. Entender cómo se siente tu pareja, qué opina y cuáles son sus necesidades son aspectos clave para no precipitarte a dar una respuesta que, más que mejorar la situación, la empeore.


4️⃣ No olvides que tanto tu opinión como la de tu pareja son válidas. Cuando hablamos de opiniones y no de hechos, debemos tener la mente abierta: no existe una única realidad, sino tantas realidades como personas. Por eso es importante que dejes claro cuál es tu opinión, y que insistas en que es "tu" opinión.


5️⃣ No evites el conflicto. Probablemente evites los conflictos porque, como resultado, la relación se ve afectada; sin embargo, evitar los conflictos significa perder la oportunidad de comunicar lo que te molesta o viciversa, y poder llegar a un punto intermedio a través de la negociación.


Estos dos últimos puntos son los que merecen tu atención y en lo que debes centrarte, más que en evitar los conflictos.


Y, por si lo anterior no es suficiente, piensa que cuanto más te guardes, más posible es que un día el vaso se llene y acabes explotando. Y explotar no es conveniente en absoluto.


Tener lo anterior muy presente es importante para construir relaciones sanas o reconducir las que tenemos. Visto así parece fácil, aunque en realidad puede que no lo sea tanto, motivo por el cual hace unas semanas decidí empezar a escribir mi segundo libro; esta vez sobre relaciones de pareja sanas. Ya tengo la estructura de los capítulos y lo que quiero transmitir en cada uno de ellos.


116 vistas0 comentarios