• Montse

No caigas en la trampa

No hay nada malo en buscar la perfección, la felicidad y el éxito; siempre y cuando no caigamos en su trampa.


Sí, así es. Perfección, felicidad y éxito son objetivos positivos, pero pueden dejar de serlo en el momento en que los buscamos de forma incansable, o cuando son causa muy justificada para un autoboicot que suele pasarnos desapercibido. Te explico por qué:


➡️ Ya sabemos cómo funciona la perfección: si nos concentramos en exceso en obtener resultados perfectos, es posible que nos sintamos tan abrumados y que los objetivos nos resulten tan im-po-si-bles (literalmente) que ni tan siquiera tomemos acción.


En cuyo caso, por buscar la perfección, habremos sacrificado cualquier posibilidad de acercarnos a nuestras metas.


➡️ Algo parecido sucede con el éxito: creemos que cuando lo obtengamos seremos felices. Pero es posible que nunca lleguemos a tener éxito, porque eso justamente depende de qué entendamos por «éxito» o por «fracaso». Y lo anterior, a su vez, depende de nuestro nivel de exigencia y de si nuestra autoestima está, o no, en plena forma.


Y, dicho sea de paso, es posible que mientras estamos tan y tan centrados en obtener ese éxito subjetivo y tan difícil de alcanzar, perdamos cualquier oportunidad de experimentar felicidad.


➡️ Creer que no has alcanzado la felicidad simplemente porque no eres feliz a cada instante: este es, para mí, el rey del autoboicot. Puede que estemos tan centrados en intentar entender por qué no somos felices cada segundo de nuestra vida, que nos pasen por alto los pequeños momentos de felicidad. 


¿Me permites un consejo? RE-LA-TI-VI-ZA. 


1️⃣ Busca la mejora continua, en vez de la perfección. Lo que consideres «perfecto» y lo que no, es 100% subjetivo y, por lo tanto, NO es un buen criterio a tener en cuenta.


2️⃣ Trabaja para obtener el éxito que deseas. Pero cuidado con lo que entiendes por «éxito» o por «fracaso». Quizás, si te permites reformular los dos conceptos anteriores te darás cuenta de que no te encuentras tan lejos de ese éxito que tanto deseas😉


3️⃣ Y, por último, busca la felicidad, pero no esperes encontrarla en cada segundo. Recuerda que la felicidad es un estado, NO una condición permanente.


5 vistas0 comentarios