Perdonar a tu pareja no significa...

Cuando tras una traición o un engaño se rompe el vínculo (se produce una brecha en la seguridad emocional de la pareja) nos encontramos ante la tesitura de perdonar o no a nuestra pareja.


Lo que veo en consulta y en las preguntas que me dejáis en la cajita por aquí, en Instagram, es que solemos asociar el perdón con retomar la relación y quedarnos en el vínculo.


Perdonar = quedarme en la relación

No perdonar = no quedarme


Y no contemplamos que perdonar = no quedarme es también una opción.


Incluso, podemos querer perdonar para poder seguir quedándonos en el vínculo pero que, en realidad, no nos resulte emocionalmente posible porque no estemos preparadxs.


En definitiva, perdonar es necesario para poder seguir adelante con la relación, pero perdonar no es sinónimo de...


...olvidar lo sucedido, sin más.


...hacer como que nunca ocurrió.


...retomar la relación en el mismo punto en el que quedó, sin tener una conversación previa que repare el vínculo.


...quedarnos en el vínculo: podemos perdonar a nuestra pareja y, a la vez, decidir no continuar con la relación.


...restaurar la confianza haciendo un acto de fe; sino que es esperable que necesitemos tiempo, constancia y consistencia para poder volver a confiar.


...haber superado lo sucedido. Podemos perdonar y, a la vez, necesitar tiempo y espacio para procesar lo sucedido.


Solemos hablar del perdón como sinónimo de quedarnos en el vínculo tras una ruptura en el mismo (tras una decepción, una traición o un engaño). Pero no lo es.


Perdonar a tu pareja y seguir adelante con la relación son dos cosas distintas. Y, dicho sea de paso, puede ser un trabajo más difícil de lo que esperamos a priori.


Y es que podemos querer perdonar desde el pensamiento. Pero puede que, desde lo emocional, no sea tan fácil: la seguridad del vínculo debe restaurarse y, para que esto suceda, necesitamos un trabajo consciente y sostenido por ambas partes.



436 visualizaciones0 comentarios