Que tu pareja no pueda darte lo que necesitas no significa que estés pidiendo demasiado

Que tú no estés pidiendo demasiado y que tu pareja no pueda ofrecerte lo que necesitas son dos realidad que pueden coexistir. Pero, cuando nuestra pareja no nos puede ofrecer lo que necesitamos, es relativamente fácil caer en preguntarnos: «¿Será que estoy pidiendo demasiado?».


Pero no:


- Que se te escuche, no es pedir demasiado.


- Que no se te juzgue, no es pedir demasiado.


- Que no se te invaliden tus emociones y necesidades no es pedir demasiado.


- Que el respeto sea una máxima en todas las áreas de la relación no es pedir demasiado.


- Que tus emociones tengan un lugar en el vínculo no es pedir demasiado.


- Que se respeten tus límites no es pedir demasiado.


- Que tus necesidades emocionales sean tenidas en cuenta y satisfechas en menor o mayor medida no es pedir demasiado.


- Que se honren los compromisos a los que libremente habéis llegado no es pedir demasiado.


- Que tu pareja te vea y que seas una de sus prioridades no es pedir demasiado.


- Querer dar, pero querer también recibir, no es pedir demasiado.


- Querer que tu relación sea recíproca, entre iguales, simétrica, no es pedir demasiado.


- Que tu relación sea un lugar seguro no es pedir demasiado.


Si te cuesta expresar tus necesidades emocionales, poner límites y/o tomar decisiones respecto a tu relación de pareja, en la cual experimentas malestar, no dudes en buscar ayuda. Si te resuena nuestro contenido, puedes contactarnos a través del formulario de nuestra web, haciendo clic aquí.



20 visualizaciones0 comentarios