• Montse

Quiero comerme el mundo y no sé cómo

«Quiero comerme el mundo... pero no sé cómo» es el resumen muy simplificado de lo que nos sucede a veces: no faltan ganas, ni intención, pero los objetivos pueden ser tan ambiciosos y puede que estén tan poco definidos, que nos perdemos en lo abstracto y acabamos sintiéndonos abrumados. Esta sensación de no saber por dónde empezar puede ser un gran obstáculo o, por lo contrario, convertirse en una gran aliada siempre y cuando nos anime a movilizar los recursos necesarios para trazar un plan de acción que nos acerque a nuestros objetivos.


En una sesión reciente, comentamos el siguiente ejemplo:


Si quiero pisar la Luna, es posible que solamente de pensar lo lejos que estoy de mi objetivo me haga sentir tan abrumada que acabe descartándolo por completo. Por supuesto, pisar la Luna tiene grandes dosis de ambición y, para la mayoría de los mortales, es un objetivo imposible; pero permitidme que lo utilice como un ejemplo de meta abrumadora.


Sigamos: si quiero pisar la Luna y me lo planteo así, tal cual, será mejor que lo descarte. Pero si voy paso a paso, el objetivo se va tornando un poco más asequible; sobre todo, si pienso en términos de submetas, preguntándome:


¿Qué necesito para pisar la Luna? 


O bien ser un caprichoso millonario y contribuir en I+D para hacer posible un viaje de turismo espacial; o formar parte del equipo de astronautas de una agencia espacial.


¿Y qué necesito para formar parte de una agencia espacial?


Formarme en ingeniería, matemáticas, física... o bien, ser médico o piloto.


¿Qué necesito para formarme en algo de lo anterior? 


Obtener una carrera universitaria.


Y, así, hasta llegar al momento y a mi situación presente.


...


Repito: ser astronauta nos queda muy lejos a la mayoría de los mortales, así que el objetivo puede rozar lo irreal. Pero la idea general de lo que os propongo no es otra que desgranar nuestros objetivos, dividirlos en subobjetivos y, así, poder trabajar en cada una de las acciones que debemos llevar a cabo para lograrlos, a la vez que es probable que nos sintamos menos abrumados.


Entonces, «solamente» nos quedará trabajar para conseguirlos 💪


9 vistas0 comentarios