top of page
  • Montse

Razones que nos llevan a no perdonar una infidelidad


Olvidar es un proceso sobre el que no tenemos control. Perdonar requiere todo un proceso de reparación a nivel emocional. Pero, incluso si decidimos perdonar a nuestra pareja, nos queda otra decisión por tomar: ¿retomamos la relación?


Retomar la relación es tan lícito como no hacerlo. Exploremos algunos de los escenarios que nos llevan a apostar por la segunda opción, ¿os parece?


- Porque, para ti, la infidelidad es imperdonable y no contemplas la posibilidad de dar segundas oportunidades.


- Porque la confianza se ha roto de forma irreparable.


- Porque el miedo a que vuelva a suceder inundaría la relación de inseguridad y no quieres eso para ti.


- Porque la infidelidad ha supuesto un punto de inflexión y sientes que no puedes seguir adelante con la relación, incluso si una parte de ti lo desea.


- Porque ha originado una herida tan grande que tu autoestima no puede permitirse seguir en esa relación.


- Por la opinión que los demás puedan tener de ti si decides volver con tu pareja tras una infidelidad.


- Porque la infidelidad te ha hecho tanto daño y te ha costado tanto recuperar tu bienestar, que no quieres arriesgarte a volver a pasar por lo mismo.


- Porque, a raíz de la infidelidad, has dejado de funcionar en piloto automático, te has preguntado si realmente quieres seguir con tu pareja y te has dado cuenta de que esa relación ya no es para ti.


- Porque, a raíz de la infidelidad, has visto una parte de tu pareja que no te ha gustado: aparte de la deslealtad y la traición, puede que tu pareja haya apostado por la mentira, la manipulación, las medias verdades y la confusión para evitar asumir su responsabilidad.


177 visualizaciones0 comentarios
bottom of page