• Montse

Tú no eres el problema, tu pareja tampoco

Me doy cuenta de que, a menudo, necesitamos entender si la relación no funciona por nuestra «culpa» (lo pongo entre comillas porque a mí me gusta más hablar en términos de responsabilidad, aunque «culpa» es esta la palabra que solemos escoger).


Y también me doy cuenta de que en muchas ocasiones no es nuestra «culpa»... ni tampoco de nuestra pareja.


Este post NO trata sobre relaciones en las que hay abuso emocional; sino sobre relaciones donde hay respeto pero en las que sufrimos porque vemos que, a pesar de que por más que lo intentamos, no conseguimos hacer que la relación funcione.


Y esto nos frustra, y nos lleva a preguntarnos si es por nosotros/as o por nuestra pareja.


Puede que la respuesta se encuentre, precisamente, en la incompatibilidad.


Y por ello me refiero a que no somos compatibles respecto a nuestra forma de vincularnos, de entender las relaciones de pareja, de ver la vida. O respecto a nuestros valores, a nuestros objetivos vitales, a nuestra forma de comunicarnos, de cuidarnos y de querernos.


Lo difícil de la cuestión es aceptar que es así, que las diferencias generan una brecha que, por más que intentemos, puede que no consigamos que no tenga impacto en nuestra relación, o en nuestra persona.


Esta brecha puede suponer renuncias que podemos hacer, en un inicio, con la mejor de las intenciones y sin que nos pese; pero que, con el tiempo, puede que supongan una renuncia demasiado grande como para conservar nuestra autenticidad y poder seguir velando por nuestras necesidades. Momento en que se evidencia la distancia entre nosotros/as y nuestra pareja.


De igual forma, nos resulta muy difícil aceptar que, ante dichas circunstancias, nos toca explorar qué nos va a reportar mayor bienestar - a medio y largo plazo - y decidir en consecuencia.


Otros posts que también te puede interesar...


- Mi relación funciona a base de ultimátums.


- Nos queremos pero debemos dejarlo.


- Amor sano, amor del bueno.


- No es amor, es ansiedad.


- ¿Tu relación es recíproca?


- Quererse es condición necesaria, pero no suficiente.


- Cuando ni tú ni tu pareja sois el problema, sino el empeñaros en que una relación entre personas con necesidades contrapuestas funcione.


- ¿Por qué me quedo cuando sé que debo irme?


- Me duele, pero sé que debo poner fin a la relación.


Si tu situación te genera malestar y sientes que no cuentas con las herramientas para gestionarla, no dudes en buscar ayuda profesional especializada en el ámbito de las relaciones. Si deseas que seamos nosotras quienes te acompañemos en el proceso, estaremos encantadas de hacerlo. Puedes conocernos aquí y contactarnos desde el formulario de contacto.




631 visualizaciones0 comentarios